Prótesis

Prótesis

Una prótesis dental es un elemento artificial que sirve para restaurar la anatomía de uno o varios dientes consiguiendo que el paciente recupere la funcionalidad y estética de su dentición.

El secreto del éxito de un tratamiento de prótesis dental está en la indicación, que viene dada por un correcto diagnóstico y posterior mantenimiento realizado por el dentista, en función de cómo esté el estado de salud de los dientes, encías y resto de estructuras de la boca, y los condicionantes de salud general.

En la elaboración de una prótesis interviene un colaborador de máxima importancia en la realización del tratamiento: el técnico en prótesis dental o protésico dental. El protésico fabrica la prótesis pero bajo las indicaciones del facultativo, que es quien tiene la capacidad de discernir si la prótesis fabricada cumple las características necesarias para ser colocada en su boca, y no dañarla durante la colocación ni durante su utilización.

Prótesis dental Fija

Son aquéllas que, una vez colocadas por el dentista, no pueden ser retiradas por el paciente, es decir, deberán ser extraídas por el odontólogo en el caso de que quieran ser desalojadas. Dentro de las prótesis dentales fijas, se encuentra la siguiente clasificación de tipos de prótesis dentales:
      • Coronas o puentes fijos dentosoportados. Estas prótesis sirven para restaurar uno o varios dientes. Se colocan sobre los dientes previamente tallados, siendo ellos su único apoyo. Se fabrican tomando impresiones del resto de los dientes. Actualmente, se pueden tomar impresiones digitales obtenidas con un escáner intraoral. En nuestra clínica utilizamos el escáner Itero Elements 2 xa obtener los registros de la boca del paciente.
Los materiales usados para la fabricación de las prótesis pueden ser muy diversos. Tradicionalmente se han usado las prótesis de metal-cerámica pero hoy en día se tiende a utilizar el Zirconio que ofrece diversas ventajas tales como una mayor biocompatibilidad, resistencia y estética. Los dientes, una vez restaurados, pueden seguir enfermando, por ello se deben cuidar igual o más que antes. La zona más delicada es la zona de unión entre la restauración y el diente. Periódicamente el dentista lo debe chequear con exploraciones clínicas y radiológicas.
      • Prótesis fija sobre implantes. Las prótesis implanto-soportadas constan de una estructura protésica atornillada o cementada en los implantes que se han colocado previamente dentro de los huesos maxilares.

Prótesis dental Removible

Las prótesis dentales removibles son aquellas que pueden ser extraídas por el propio paciente. Son la opción más elegida por las personas con imposibilidad de someterse a la colocación de implantes dentales, ya que no cuentan con las condiciones apropiadas para ello. Cuando faltan todos los dientes se opta por las prótesis completas removibles. Estas prótesis abarcan toda la cresta ósea, es decir, el hueso donde previamente se encontraban los dientes naturales. También son conocidas como “mucosoportadas”, ya que aseguran su sujeción gracias a la encía y a la propia composición de la prótesis. Si el paciente dispone de un área oral desdentada, pero aún conserva algunos dientes de la arcada, se puede recurrir a la colocación de una prótesis parcial removible de metal y resina, también conocidas como “esqueléticos”. Se sujetan en la boca a través de la encía y de los dientes adyacentes mediante unos ganchos metálicos.

Información